Haciendo honor a la historia

El BARC cuenta con una silla de Umpire desde hace décadas. Con el correr de los años y las inclemencias del clima la sufrió un significativo deterioro. Hemos vuelto a poner “nuestra” silla de juez en valor gracias al trabajo de nuestra carpintería y al aporte económico de la sub comisión de tenis.

Agradecemos a todos su cuidado. Esta simple silla es una gran parte de nuestra historia. Tu granito de arena suma, el club lo hacemos entre todos.

Estas fotos muestran el proceso de restauración.